Top
Basamea Basamea
Inicio
Video Institucional
Video Institucional
Contáctenos
 
 
Quienes Somos
 

¿Hay algunas estadísticas en el Perú?
Estadísticas reportadas en nota de prensa sostienen que tres de cada diez peruanos sufren de estreñimiento y de estos dos son mujeres,

¿Es verdad que es mas propenso en mujeres embarazadas?
Entre los condicionantes fisiológicos que generan problemas de evacuación se encuentra el embarazo. Durante este periodo, las hormonas liberadas redundan negativamente en el tono muscular de los tejidos implicados en la excreción. Estos tejidos se deterioran también con el desgaste físico de los alumbramientos y la edad.

¿Afecta más a las mujeres entre los 30 y 50, por factores hormonales, o por la disposición orgánica de la mujer?
Esta probado que las mujeres sufren de estreñimiento 3 veces mas frecuentemente que los hombres entre los 20 y 40 años. Los cambios hormonales mensuales son una explicación. Por otro lado esta comprobado que cirugías pélvicas aumentan la probabilidad de estreñimiento. A partir de los 50 años la incidencia tiende a igualarse.
A los 50 anos entre el sexo masculino hay más casos de enfermedades crónicas, un hecho asociado con la aparición del estreñimiento. Esto se explica porque el consumo de ciertos fármacos (diuréticos, antiácidos, antihipertensivos y los suplementos de hierro y calcio) puede incrementar los problemas de evacuación.

¿El estrés es un factor determinante en este problema?, ¿cómo afecta al estado de ánimo de una mujer?
Estudios estadísticos multinacionales y norteamericanos, a propósito del estudio en pacientes con síndrome de intestino irritable demuestran claramente la asociación entre estrés y motilidad intestinal alterada. El estrés emocional afecta directamente a los nervios encargados de la motilidad intestinal causando no solo un a lentitud pero también, en muchos casos, un aumento de la sensibilidad y la respuesta dolorosa a la distensión de un segmento intestinal.
El estreñimiento afecta el estado de ánimo global de la mujer. La mujer ha terminado por ceder su espacio y su tiempo a favor de su familia y de su trabajo. No tiene tiempo para ella misma: siempre le surge algo más importante que hacer, va con prisas... Si hablamos de estreñimiento, esto se traduce en no ir al baño cuando tendría que hacerlo, no comer como debería, carecer de tiempo para practicar deporte; es decir, no seguir ninguna de las medidas aconsejables para prevenir este trastorno. El resultado es que, al final, la mujer adopta una actitud pasiva y de resignación ante el problema del estreñimiento, se habitúa a soportar esta dolencia, con todos los efectos que tiene y que, indudablemente, empeoran su calidad de vida; cuando lo que debería hacer es, justamente, todo lo contrario: valorarse ella misma, dedicarse tiempo y poner todos los medios a su alcance para cuidar su salud..

¿Cuáles son los riesgos de padecerlo?
En esencia, los riesgos de padecer las formas benignas de estreñimiento crónico radican de malos hábitos pre-concebidos y aprendidos de manera errónea en las etapas tempranas de la vida. El estreñimiento no se hereda, se adquiere copiando malos hábitos alimenticios y evacuatorios vistos en la casa. Ingesta de agua inadecuada en las horas de las comidas, ingesta baja de fibras como alimentos.
El mismo estudio antes mencionado identificó a los 4 factores de riesgo que predisponen a la mujer a padecer estreñimiento: la edad o el proceso de envejecimiento, no tener pauta horaria para ir al baño, resistirse a la llamada cuando se está fuera de casa, y comer fuera del hogar.

¿Cuáles son las soluciones: la alimentación, evitar el cruce de ciertos medicamentos, el consumo de líquidos?
De lo dicho anteriormente, el primer paso es conceptuar la importancia de la fibra, el agua y el ejercicio como prácticas saludables facilitadoras de la defecación. De no considerar estos factores, los pacientes generalmente quedaran esclavizados a dosis cada vez más altas de medicamentos laxantes. El Estudio del Centro de Información Duphar sobre Estreñimiento(CIDE), también identifica los 4 factores que protegen a la mujer de esta dolencia: llevar una vida activa y hacer deporte con cierta regularidad; beber todos los días más de 8 vasos de agua; comer verduras, ensaladas y fruta diariamente, y legumbres al menos 2 veces por semana y, por último, tomar al menos 5 yogures a la semana.

 
 
 

¿Qué es una Endoscopía? ¿Helicobacter Pylori? ¿Intolerancia a la lactosa? ¿Qué es el Estreñimiento?

 
Ricardo Palma
Top